La nueva URL

Encuentra más sobre mi, mi trabajo, proyectos y muchos detalles más, en mi nueva página personal.

SARANOTICIAS.COM

lunes, 6 de noviembre de 2017

Festival del terror, un fraude

Ya eran 3 años de espera para poder asistir al festival del terror de uno de mis parques favoritos, al que por falta de tiempo no había podido ir, y ni siquiera a las presentaciones a prensa de este especial de Halloween ni a la Navidad.

En esta ocasión  aproveché, junto con seres queridos comprar la promoción de pases anuales con upgrade a gold, y así disfrutar este año de los dos festivales más esperados, por lo menos para mi, y tener todo el 2018 para visitar el parque algunas veces más.

La publicidad parcialmente engañosa sobre comprar el pase  y visitar gratis el especial fe terror fue el aspecto que me hizo dar el sí, y en efecto visitas el parque en esas fechas, pero los recorridos llamados de “terror extremo”, tenían el costo extra de 300 pesos por persona.

Total, finalmente decidimos dar una oportunidad a esto y comprar las pulseras que nos darían acceso al evento que prometía no dejarnos dormir.

En lo que esperábamos las 6 pm para empezar a correr de miedo, seguimos en un par de juegos mecánicos más, mi favorito, luego de odiarlo, la medusa.

Ya no es de madera, por fin pude subir en una montaña rusa extrema de metal que me hizo gritar, como hacia mucho no pasaba, claro Ahora soy cuando menos 5 años mayor, y desacostumbrada a estas emociones.

 Bien llegó la hora de visitar la primer atracción de terror, basada en la serie de Netflix, desperdicio total, un recorrido menor a 5 minutos, con actores y ambiente que dejaban mucho que desear.

Una oportunidad más, “El experimento”, lo mismo que el anterior pero ahora los personajes con un estilo similar a la versión de El circo de los Horrores, pero en chafa.

Muy bien la ultima oportunidad, “COVEN”, lo mismo que los dos anteriores, pero ahora con personajes más de halloween. Six flags perdió toda credibilidad como creador de atracciones de terror.

Fue en ese momento en que decidimos solo perder el dinero extra que habíamos pagado por las insípidas experiencias de terror y emplear el tiempo en subir a otras atracciones mecánicas.

En resumen recomendaría comprar el Gold pass si eres fan de los juegos mecánicos y los toboganes, y definitivamente evita desperdiciar tu tiempo y dinero en las atracciones de terror, que aunque piden tener más de 13 años cuando están diseñadas para espantar a personas menores de 10.

domingo, 29 de octubre de 2017

No deberías tener lo que no puedes mantener

Dicen ni mucho que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre, en todo en la vida debemos tener mesura y equilibrio.

Y quiero agradecer a quien me dio esta idea para este nuevo post, luego de varios meses, ya me estaba pasando al "tanto que no lo alumbre", en fin pasando al tema de interés, no debemos hacernos de responsabilidades objetos u otros ámbitos que no podamos mantener.

Llamaré Juan a esta persona para cuidar su privacidad y no vulnerar su ego frente a otros conocidos.

Si bien tiene razón en el tema "you shouldn't have what you cannot afford", tal vez no lo hace del modo adecuado.


Juan ha sido molestado por familiares que le han hecho creer que es menos por no usar ropa de marcas reconocidas, tal vez por no haber tenido novia en largo tiempo, o por no haberse "arruinado" la vida como ellos y tener 3 hijos a los 22 años, aún sin tener un patrimonio.


Lo admiro porque aún antes de los 30 ha comprado un departamento con su trabajo, sus muebles, se esfuerza por mejorar cada día en el trabajo y llegar lo más alto posible aún sin una carrera concluída, y sobre todo por tener una de las sonrisas más sinceras y puras que he tenido la oportunidad de ver.


También dicen cada quien habla como le va en la feria. Juan es uno de los más jóvenes de su familia y se ha esforzado por meter en la cabeza de los mayores que ya no tienen más tiempo para crecer, mientras él tienen todo el tiempo del mundo para seguir progresando, y mientras los demás beben en las fiestas, el usa su tiempo en generar dinero.


Excelente, porque aunque el dinero no lo es todo ni es capaz de comprarlo todo, es muy necesario e indispensable para moverse y hacer cosas que nos permitan crecer.


Recuerdo el ejemplo de la ropa de marca "estos weyes usan esa ropa para aparentar un status que no pueden mantener y al que no pertenecen, en lugar de hacer algo para crecer lo gastan en apariencias", dice.


Le he respondido "a ti que te importa, no es tu dinero, no es tu vida es la suya y su dinero y cada quien usa sus recursos en lo que quiere".


A veces se le olvida que nadie tenemos autoridad para juzgar a otros y que todos de uno o de otro punto tenemos "cola que nos pisen", cada quien hacemos lo que nos conviene o pensamos que es lo mejor para nosotros y sólo nosotros decidimos como usamos nuestros recursos desde el tiempo, dinero, etcétera.


Sólo hagamos consciencia sobre lo que decimos y los compromisos que nos echamos encima, bien dijo "no quiero tener un iPhone cuando no lo sé ni usar, solo por presumir un status, lo voy a tener cuando sepa explotarlo al máximo y pueda desquitar su valor comercial".


Está bien con el equilibrio y la mesura que mencioné al principio, cada quien debemos saber con qué podemos y con qué no.


Claro, tampoco como alguna vez una madre le dijo a su hijo "eso no es para ti", una cosa es haber nacido con condiciones limitadas y otra que estés condenado a seguir así, el esfuerzo te puede hacer pasar de C a B o de B hacia A, y se logra con el compromiso.


Esto aplica con todo en la vida; no tengas un trabajo con el que no te puedes comprometer, no aceptes una beca que no puedas sostener con tu esfuerzo, no te ahorques con una deuda que no puedas pagar y termines enterrado bajo los o intereses o que te deje comer sólo cada tercer día, no te amarres a una persona si no puedes ser leal contigo y con el compromiso, no tengas una relación a la que no puedas dedicarle tiempo, no tengas encuentros sexuales si no puedes enfrentar las consecuencias y prevenir posibles adversidades, no quieras cocinar si no sabes prender la estufa, o no tienes la paciencia para evitar que se queme, entre muchas otras cosas.


Nada es gratis, todo tiene un precio en esfuerzo, tiempo y/o dinero, de nuevo hagamos consciencia y no nos enrolemos con lo que no podemos sostener o mantener en el largo plazo, piensa antes de decir sí a cavar tu propia tumba.


viernes, 11 de agosto de 2017

Un viaje inolvidable


Recientemente tuve la oportunidad de visitar Los Cabos, en Baja Califonia Sur, desde hace varios años había planeado ir y la oportunidad no se había dado.

Este viaje fue especial, con grandes aprendizajes y muchas primeras veces.

Me preguntaron cómo me había ido, mi respuesta en todos los casos ha sido "increíble" con una sonrisa sincera y llena de recuerdos.

Lo resumiré así:
Día 1: Me quedé sin iPhone
Día2: Me hice un mega moretón con la tina
Día3: Me impacté contra las piedras y corales generándome cortadas profundas
Día4: Waze nos guió como si fuéramos aviones, hacía la pista de aterrizaje y despegue en el aeropuerto y perdemos el vuelo.

Y lo recuerdo con una sonrisa, pues fue la primera vez que viví todas estas experiencias, sigo viva, me divertí muchísimo, aprendí, vi a la ballenas realizar su ritual dancístico, me mojaron con su respiración, viaje en una lancha a más de 200 km por hr, comí en más de 9 restaurantes deliciosos probando la especialidad diversos países, dormí en la master suite, tuve acceso a todas las comodidades y amenities del hotel, vi hermosos peces en el "snorkeling time", mis pies fueron exfoliados naturalmente, tuve un increíble jacuzzi en la habitación, conviví unos días con mi hermano, y es una experiencia que no cambiaría por nada, incluyendo el hecho que por ahorrarnos 300 pesos tuvimos que gastar 4000 más.

jueves, 13 de abril de 2017

Y tú ¿socializas con la sociedad o en privado?

Parecería un poco extraño este título, per se entendemos que la socialización es pública y no privada, pues las redes sociales fueron inventadas para contactar con personas, nuevas, lejanas y hacerle saber al mundo lo que pensamos.

Anteriomente los amigos, las parejas, los negocios, y todas las relaciones sociales se realizaban con la
gente con la que físicamente convivialmos, pero en los 90, cuando la red de internet se abrió y se convirtió en el boom y estuvo disponible para la sociedad, las posibilidades se volvieron infinitas. Ahora podíamos comunicarnos con personas en espacios remotos para nosotros y lograr amistades, negocios, educación a distancia y hasta amores "por carta moderna", es decir por correo electrónico o chat si se trataba de conversaciones en tiempo real.

Claro, también se abrieron nuevos peligros, empezamos a ser vulnerables al tener contacto con personas que no tenemos la menor idea de quiénes son, dónde trabajan o si nos están hablando con la verdad. Todo estaba escondido tras una pantalla y tal vez una foto que podía o no ser real.

Ahora con la tecnología, incluso podemos acceder a las videoconferencias en tiempo real, y tener un poco más de certeza aunque no precisamente una grantía.

Por otro lado no podemos vivir ausentes de las redes si queremos ser partícipes de la realidad en la que nos encotramos inmersos. Ya seamos empresas o personas físicas, tenemos que estar ahí para enterarnos de un cumpleaños, incluso una reunion familiar, vacantes de trabajo, promociones, y casi cualquier cosa.

Y para poder explotar todos los beneficios que las redes ofrecen, lo ideal es tener nuestros perfiles públicos, de lo contrario no seremos localizables para poder recibir el aviso de ese puesto de trabajo, o saber que nuestro amigo del kinder se acordó de nosotros y desea saludarnos... para una infinidad de cosas.

Como bien dicen por ahí, si vas a tener tu twitter privado, mejor crea un grupo de whats con tus contactos cercanos, y comparte sólo con ellos. Si quieres ser participle de la sociedad y que tu opinión cuente, permanence con tus redes abiertas, publica para todos, haz valer tu opinion, déjate conocer, si quieres presumir tus últimas vacaciones y quieres llenarte de narcisitas likes, déjalas ahí para que el mundo sepa.

Si quieres hacer reir a la sociedad con memes, déjalos ahí para que todos los vean, los compartan en sus propias redes, o los plagien como suele pasar.

Al final aún con copyright, lo que sube a la web se vuelve cc o copyleft, termina siendo del dominio público, sobre todo cosas triviales como un meme, aunque podemos ser lo suficientemente decentes para dejarle sus marcas de agua o el nombre de la red a la que pertenecen para que los amantes de esos contenidos encuentren más de lo mismo.

Resulta una total contradicción y desperdicio de la nube tener espacios cerrados, cuando son para compartir, un sin sentido de la existencia virtual.

Todos sabemos que los muros o espacios públicos  (el agora moderna) desde el Twitter, el famoso Facebook, el snapchat, el fallido Vine, el popular Youtube o cualquier otra red social, son el espacio de desahogo de sus propios autores, quienes expresarán desde su corazón la más dulce de las felicidades, hasta el más amargo de los dolores, la más terrible frustración y la estupidez más incensata.

Y serán los receptores de estos mensajes quienes decidan si ponerse el saco de lo publicado, aún por un total desconocido, o un conocido, si compartirlo, rechazarlo o ignorarlo.

Serán nuestros interlocutores quienes decidan responder, viralizar o dejarnos solos con nuestros pensamientos.

Si alguien cree que corre peligro en su integridad o su privacidad por publicar en público (aunque suene redundante), mejor que se abstenga de usar las redes sociales, éstas son creadas para socializar e interactuar con conocidos, desconocidos y futuros conocidos, no para esconderse de la sociedad.

Cada quien es responsible de seguir abiertamente o como un cobarde espía las publicaciones a alguien más. Disfrutarlo o torturarse con su imaginación, con pruebas feacientes o especulaciones, porque por primera vez la comunicación es bidireccional, abierta y posible, aunque no garantiza que recibiremos respuesta, o la respuesta que esperamos.

Pero no confundamos, una cosa es que todos puedan conocer y ser partícipes de nuestras ideas, y otra que todos puedan ser nuestros amigos. No es lo mismo, para los amigos están los molestos y tintineantes grupos de whats app, y para el público las redes sociales, a las que claro, nuestros amigos son los primeros invitados.

Hagamos Consciencia y pensemos, si tienes una red privada, considera dos veces si realmente la necesitas, aún tenga un candadito, su interior puede ser vulnerado, repilicado y distribuido, no lo olvides.

jueves, 2 de marzo de 2017

Se vale enojarse, y más cuando se tiene razón

El enojo o correctamente llamado ira, se trata de un estado de ánimo, más que de un sentimiento, porque es la reacción o la consecuencia ante una experiencia que la detonó y nos hace salir de nuestra zona de confort, y aunque no es agradable, es sano hasta cierto punto porque forma parte de un ser humano completo.

domingo, 28 de febrero de 2016

¡Qué bien se siente expresarse!, hazlo, le guste a quien le guste

**Esta largo, vale la pena...

Siempre he pensado que cuando queremos decir algo, lo mejor es hacerlo, por ahí dicen varios, en especial los sabiondos de la nueva medicina germánica, que si no externamos lo que sentimos vienen las enfermedades como la de la garganta, por ejemplo por oprimir lo que queremos decir.

Este post tuvo su Musa en un comentario que vi de uno de mis contactos de Linked In, una mujer, se quejaba porque en los trabajos piden gente menor de 35 años, y decía que no se imaginaba cuando ella rebasara esa edad, y fuera considerada vieja para trabajar, sin que su experiencia y talento fueren tomados en cuenta, y que en países como Japón lo más importante es la experiencia más allá de la edad.

Un chico de 22 dijo que para él era difícil porque pedían más de cinco años de experiencia, y que al ser tan joven o recién egresado no cubrías el perfil, un señor mayor dijo que había que optar por emprender.

Y justo recordé aquella vacante del canal del congreso en que requerían conductores para su barra de programación, los requisitos:

Mínimo 5 años en conducción de televisión de paga, abierta o digital
  • Recién egresados de la carrera de periodismo
  • Experiencia en legislaciones 
  • Experiencia en manejo de temas políticos y legislativos


Wow, los comentarios desglosados eran cientos, era imposible cubrir un perfil de recién egresado con tanta experiencia.

Y regresando al post original en LI, sólo pienso que no importa la edad, yo no esperé a tener 50 para “escalar”, a un puesto alto, y decidí no perder más tiempo desperdiciando mi potencial en un lugar que no era para mí, y no porque la empresa sea mala, simplemente no era para mi perfil, yo quería colaborar un lugar en donde mis ideas fueran escuchadas, en donde mi conocimiento fuera aplicado sin miedo, y en donde valiera mi trabajo como resultado final y no el tener que apegarme a un horario, o en donde nada de mi realización profesional se viera incluída.

Incluso me gusta la temática de coberturas y temas, tanto que sigo trabajando en la misma fuente, y en otras más, ofrecí mis servicios como free lance cuando se conjuntó con otro de mis sueños profesionales, pero me dijeron que el esquema de ahí era cumplir con las horas de oficina, en fin no se pudo hacer más, las empresas cuadradas no son para mí.

Así que además de mi hermosa publicación digital sobre animales, se sumaron las de estilo de vida, moda, deporte, médicas, femeninas, para sumar un total de cinco, y un centro de adopciones virtual, más blogs, y suplementos.

Soy periodista y creativa, con especialidad en desarrollo web, y con hartas, hartísimas ideas, así que puse mis sueños y metas no en papel, sino en la red, que es lo que más sé y lo que hoy consume la totalidad de la gente a quienes va dirigido mi trabajo.

Emprendí mucho antes de los 25, mientras pude, tuve dos trabajos, ahora soy emprendedora, tengo estas cinco publicaciones, dos suplementos, cuatro blogs y dos programas de radio, más lo que se sume.

Como dice el iletrado e inculto del Negro Araiza, le chingo, y mucho, como seguramente millones de personas en nuestro querido México.

Y explayándome más en el tema de las contrataciones, la vejez  y la experiencia...

Yo respondí en aquel post, el problema no es la edad, sino que la gente quiere el trabajo gratis, sé que si esto llega a personas que no ven más allá de su nariz, seré dada de baja de las bases de información de las agencias que no son profesionales o que les dará pánico lo que hoy escribo, y por tanto, que su falta de profesionalismo quedará también al descubierto.

Decidí ser independiente, sé lo que cuesta ser “empresario”, o autoempleado, como quieran verlo, vengo de una familia que en su mayoría ha puesto negocios para sobrevivir, sin importar la formación académica, porque el mercado está mal pagado, y por ello limita a la edad, no es lo mismo con lo que se conforma un pasante, que lo que necesita un jefe o jefa de familia.

Me tuve que acostumbrar a recibir ingresos de aquellas empresas (no mexicanas), que valoran mi trabajo, reconocen mi profesionalismo al hablar de los temas, y quieren apoyar mi trabajo, y algunas han colocado publicidad, empresas con ética, y que les interesa ser vinculadas con la calidad.

En México, me acostumbré a aprovechar la información de primera mano, poder ahondar en los temas con especialistas fregones en el tema, y a aceptar intercambios, o un regalito con un desayuno o un café como agradecimiento por mi tiempo.

Como agradecimiento está excelente, y más cuando son cosas de uso cotidiano y que ayudan a sacar la chamba, libretas, plumas, memorias... alguna vez alguien me dio un mini ipod, también excelente para no aburrirse en el camino, que en México para 6 - 8k tardas más de 1.5 horas en el transporte, o te ahorras el gym y te intoxicas con los contaminantes vehículares.

Ahora por ahí salió un comunicado no oficial de un ex compañero de trabajo, aun le hablo y lo aprecio, decía que por lo menos en la fuente de salud, se acaban los regalos y los desayunos, porque hay varias personas que no tienen medios, no publican y sólo van a ver que les dan, y han vivido, según cuentan, más de 20 - 25 años comiendo donde pueden y poniendo a la venta los obsequios para pagar los pasajes.

El aspecto que me sacó mucho de onda sobre este post, es este colega, quien por cierto no es periodista aunque se dedica a los medios, dijo que no se podía comparar a los grandes medios con un blog que leen tres personas, creo que se le olvidó que cuando el no tuvo chamba, un medio al que leían tres personas, le abrió las puertas, y que hoy colabora para una organización que tiene presupuesto gubernamental y vive de donativos, y cuotas de los expertos, que sí tiene peso porque es “autoridad”, en la materia que lo atañe, pero le hace falta humildad, y respeto por el trabajo de los demás.

Yo creo que no importa el medio al que perteneces, sino a la calidad de trabajo que realizas, la originalidad y la creatividad que le imprimes, puedes trabajar para la gran fábrica de sueños, y ser un pésimo periodista o un pésimo se humano sin profesionalismo ni ética que habla porque tiene boca y que tristemente, por palancas llegó a un micrófono, en el que solo difunde barbaridades, vale la pena mencionar al “negrito”, de nuevo, por mencionar un ejemplo.

O bien, puedes tener tu facebook, sí ese que leen tres personas, uno eres tú, otro tu mamá y otro tu pareja, pero que trabajas con calidad, y sólo lo leen tres porque no tienes los conectes ni el dinero para publicitarte en grandes espacios, y no porque sea un mal contenido.

Mis medios empezaron con 20 visitas al día, hoy con las cinco principales, suman más de 3 millones de lectores al mes, mi trabajo es citado en clases formales, para alumnos en edad escolar, y mis contenidos se han tomado para el desarrollo de libros para el aprendizaje del idioma español, por ello le digo a todos: no menosprecien a nadie, y mucho menos el talento.

Este compañero, quien tampoco pertenece al Reforma ni a Televisa, no podría tirar piedras así, y tal vez nadie, nadie es perfecto ni un erudito, porque otra cosa que pierde de vista es que esos RPs a quienes defiende no han hecho bien su chamba, tal vez por miedo a generar un escándalo.

Siguen dejando pasar a estas personas conocidas como colados y canaperos (aunque según me enteré en un evento, una de las PRs, chaparrita y menudita, le hizo frente a uno de los altos y obesos colados, diciéndole amablemente que debía retrirarse porque sino ella quedaría mal y no se vale, tampoco se trata de agarrarse a golpes, sino de ejercer tu chamba con calidad)
Prefieren hacerse de la vista gorda para no hacer un show en frente del cliente
Ellos, las agencias, cobran y nosotros hacemos el trabajo y brindamos nuestro espacio y nadie paga por ello. Sí en muchos casos hay café de cortesía o deliciosos desayunos, pero no se confundan, eso no es un pago. Con eso no pagas la renta, ni los gastos. Es simplemente un agradecimiento por el tiempo brindado.

Y como le contesto otro colega, esos regalitos les salen más baratos que pagar el trabajo de cada reportero, y claro, porque no solo es el trabajo, sino que ademas quieren publicidad gratis, y algunos tienen el descaro de llamar, cuando envían un boletín describiendo las propiedades de un desodorante, o de una computadora, “¿cuándo publicas?, o cuando publicas y tienes el detalle de mandar la liga, ¿No pudiste mencionar la marca, donde comprarlo, el precio, o la liga para comprar en línea, por qué?

Eso es un descaro, si quieren publicidad, eso tiene un precio, no pueden ofrecerle a sus clientes publicidad en todos los medios de su base si no la compran, vamos, ni la publicación, si no tienen un vocero, o ni si quiera un tema de interés y claro si no saben si el medio tiene agenda disponible.

Claro, estos casos son los menos, tengo la fortuna de trabajar con varias agencias que son todas unas profesionales, saben cómo escribir un boletín, que incita a buscar tal vez algunos datos más para sustentarlo, tienen al vocero disponible para ampliar la información, el periodismo es investigación, y el RP debe acortar los tiempos de la misma, y sí, si los hay muy buenos, también saben cómo organizar un evento, te facilitan a los voceros, y están al pie del cañón, y la diferencia radica, desde mi experiencia, en que ellos han sido reporteros o son periodistas y saben distinguir información de lo que no lo es.

También como prensa nos hemos acostumbrado a que nos den de comer, y las agencias a dar cualquier cosita, claro cortesía de sus clientes para ver el boletín publicado, pero no pierdan de vista, alimentar al reportero no es obligación, como no es obligación del reportero publicar lo que no es útil para sus lectores.

El dar un alimento es una cortesía por el tiempo y más cuando se empalma con la hora de un sagrado alimento, es trabajo de la agencia ofrecer información y voceros de calidad, y no solo al jefe de mercadotecnia de una empresa, también deben informarle a sus clientes que el evento o el boletín realizado por la agencia es para dar información, no para tener inserciones publicitarias sin costo, en  20 o más medios.

No sé qué consideren otros colegas, pero en mi caso, puedo decirles que mi trabajo vale, y mucho, soy una profesional del periodismo y de los medios de información, estoy titulada desde el 2010, siempre me capacito, y ahora agradezco mucho la beca que tengo para seguirme profesionalizando en la rama de la salud, y felicito a quien le importa que sus contenidos se hagan con calidad y se toman el tiempo y el presupuesto para profesionalizar gente.

Me he abierto camino con mi trabajo, he generado muchas amistades con agencias y colegas, pero eso es muy aparte de la chamba.

Sé también que profesionales del área reconocen mi profesionalismo y la calidad con la que trabajo, y que aunque mis tres millones de lecturas, no se comparen con los 80 millones de un diario famoso, saben que los que me leen es porque les interesa, y que mis lecturas y visitas son 100% orgánicas, por la calidad de mi trabajo.

Y más jóvenes que yo siguen la linea de calidad, tal vez hoy también inicien con con 1 lector, luego con 3, luego con 20, luego mil, y así irán sumando por la calidad periódistica, tal vez a bon ice le interese que lo vinculen con vblogger, que solo hace payasadas, y que también tiene su público, pero no así a cosas serias y de prestigio, los helados son para la fiesta y la desfachatez, pero algo serio, buscará la calidad y es lo que debe pesar, no sólo los intereses que hay detrás.

Agencias, empresas, no desprecien lo que hoy parece pequeño, ahí tienen a Lady Gaga, a quien despreciaron en su primera visita a México porque “quien sabe quien carjos es”, y hoy, que se conoce su capacidad como artista, ahora sí todos la quieren ¿no?.

Arriesguen, no se queden atrás en lo que ya va en decadencia, y remuneren nuestro trabajo como es debido, no se vayan tampoco a contratar mano de obra barata, sino de calidad, hay que ver más allá. 

Y en cuanto a los medios digitales, no pierdan la cabeza por lo obsoleto, ni Televisa la está librando en contenidos y preferencia, tanto que deposita más en su nueva app, ¿qué más pruebas quieren de que el impreso, y los medios tradicionales están quedando out?

Si ustedes no pagan lo justo, no esperen tener ventas, la economía la activamos la ciudadanía, aunque el problema de fondo venga de arriba, no busquemos mover donde no podemos, hagamos lo que sí podemos.

No se fijen en la edad, sino en la capacidad, esto aplica para un joven, y para un no tan joven.

Y ya para finalizar sólo me queda citar unas sabias palabras de una excelente plática a la que tuve la fortuna de acudir con la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, en que los publirelacionistas no debían confundir el interés del lector, que es el trabajo de los medios, con buscar publicidad para sus clientes, hablaba específicamente de las farmacéuticas, y claro aquí hay riesgos de salud, pero, aplica con todo.

El periodista debe verificar que la información es veraz, y no engañar a su público jamás porque ahí radica su credibilidad, ética y profesionalismo, que ya no todos tienen.

Y un medio puede perder credibilidad porque, se conforma con columnas de aficionados, que trabajan gratis porque su pago es ver su nombre publicado, y para todos los que estudiamos y nos profesionalizamos día a día, ya no hay plazas. 

Y reitero, no sólo en el periodismo... Hagamos Consciencia...


viernes, 12 de febrero de 2016

Los toros, ¿deben morir torturados sólo porque alguien decidió que para eso nacieron?

Hola, después de varios meses, estoy de vuelta en el blog.

El tema que me hizo reactivar este blog fue el más reciente tema que aborde en mi programa de radio SEGURIDAD CON ESTILO, en Radio Seguridad, los toros.

Tuve como invitado especial a Antón Aguilar, el director ejecutivo de HSI México, quien compartió con la audiencia algunas de las prácticas más crueles en las que algunas personas disfrutan, pagan y apuestan.

Yo no entiendo cómo alguien puede disfrutar de ver a un ser vivo ser torturado, desangrado y sufrir hasta que ya no le queda más aliento, como en la fiesta brava, cuando un matador sin talento, en lugar de banderillar al toro directamente en el corazón y matarlo instantáneamente y sin dolor, solo le perfora los pulmones haciéndolo sangrar por boca y nariz, hasta que se ahoga con su propia sangre.

O aquel rito del toro de fuego celebrado en España, en donde incendian al pobre animal, ni la tradición de México en el marco de la Candelaria, en que drogan al toro sebú, tan bello animal, que termina ahogado en el río, en Veracruz.
Eso es barbarie, desde mi punto de vista.

Tuve la fortuna de crecer en una familia sin tradición en la fiesta brava, y un par de veces fui al circo, mis padres me llevaron, quedé maravillada con el espectáculo de los animales, que desde entonces me encantaban, pero yo desconocía, a mis escasos cinco años, la crueldad a la que se enfrentaban para poder dar esos espectaculares shows.

Y justo de eso platicaba con una colega, después del programa. Ambas coincidimos en que luego de saber el maltrato al que se enfrentaban los animales, ya con pleno uso de razón, elegimos que no era un show digno de mostrarse, y que de ninguna manera lo consumiríamos, porque el consumo es lo que fomenta que exista.

Durante la transmisión del programa, recibí una llamada de Aída, quien decidió compartir su opinión, muy interesante, imagínense, bióloga y psicoterapeuta, que mejor que para abordar el punto que yo ya pensaba.

Y disculpen si alguien se siente ofendido, lo invito a leer hasta el final y dejarme su comentario y punto de vista.

Resulta que mi conclusión sobre quien disfruta la fiesta brava y cualquier tipo de actividad que significa abusar de otro, es que tiene una mente psicópata, pensar en matar por diversión y sin sentir dolor o compasión no es normal, y no lo digo yo, sino el DSM IV y ahora DSM V, y ejecutar un acto que incite a los demás a sentir rencor u odio hacia el ejecutante, tampoco es muy sano.

Resulta que otra de las intervenciones de la audiencia, fue de una chica que ama la fiesta brava y le parece normal inculcarlo en los niños, e incluso es tema de sobremesa frente a los menores de edad.

Resulta que ella desconoce que la ley contempla que no puedan mostrarse esos actos a los menores de edad, yo tampoco lo sabía, sino que hasta Antón lo comentó en el programa.

Después ella dijo, juro que no quedé traumada por ver eso de pequeña y reiteró, ¿qué les puede pasar a las niñas (sus familiares), si lo ven, es parte de nuestra cultura, y de verdad que no se han traumado.

Pero me parece que ella no entiende que lo grave no es que se traumen, sino que su exposición a la violencia haga que su cerebro lo asuma como normal, deseable y que no hay nada malo en ello, es decir, dese pequeñas se les inculque que dar muerte de una manera cruel a otro ser es normal, habituándolas a la violencia.

Luego dijo, "los toros de lidia son criados para eso, si no existiera la fiesta brava, esos toros no existirían, porque solo para eso nacen".

Entonces, otra escucha se comunicó ya terminado el programa y nos dijo, ¿o sea que si tomáramos personas y las reprodujéramos para torturarlas, matarlas,  hacer pruebas científicas, o incluso para comerlas estaría bien porque son reproducidas con ese fin?

Finalmente ambos somos mamíferos, con sentimientos, sensaciones, sistema circulatorio y muchas funciones similares más.

Ahí el dilema ético, y médico de un perfil psicópata que estas prácticas pueden desencadenar.

¿Y tú qué opinión tienes sobre el amor a ese arte carente de habilidades que termina generando un dolor y traumatismos innecesarios a un animal de la natarulareza, que eligieron fuera un toro?, ¿y si fuera tu hijo?, no hay diferencia, ambos son seres vivos.

Escucha / Descarga el progama